¿Cómo utilizar el neuromarketing en la promoción de un destino?
Los destinos buscan formatos y canales innovadores para atraer a nuevos públicos y mostrarles sus atractivos. La tecnología, los datos, la inteligencia artificial y, sobre todo, las emociones, marcan un camino en la comunicación y promoción de los destinos. Por primera vez, Castilla y León aplica la ciencia en una campaña para la que contó con la consultora GOLI Neuromarketing, como partner tecnológico, y la agencia creativa VCCP Spain, y crearon una experiencia innovadora y pionera que utilizó las técnicas de neuromarketing para medir las emociones de los visitantes. “El viaje para conocernos” llevó a 3 influencias de diferentes perfiles a disfrutar de un road trip de 4 días y más de 1.200 Km por las 9 provincias. ¿Cómo fue la experiencia y sus resultados?

¿Cómo lo hicieron? A través de un viaje en el que tres influencers recorrieron en furgoneta las nueve provincias, mientras se medían sus reacciones ante cada etapa mediante tres gorras con sensores NIRS, que miden en tiempo real la actividad cerebral con luz infrarroja. Estos dispositivos se componen de una malla invisible con 2.048 sensores y una cámara frontal, y detectan la afluencia de sangre en el cerebro, identificando el área de más actividad de las neuronas, que consumen más oxígeno cuando se someten a estímulos intensos. “Una tecnología única en el mundo con la que podemos saber qué es lo que les llama más la atención y cuáles son sus verdaderas emociones”, explica José Ruiz Pardo, fundador y director de Goli Neuromarketing.

Los protagonistas de la campaña fueron el chef Fabián León, la viajera Sara Caballero y el aventurero David Castelló Fernández, que visitaron algunos de los principales enclaves patrimoniales y naturales de la comunidad, disfrutando de la gastronomía y enología típica de cada zona. Así se analizaron más de 48 horas de actividad cerebral que han permitido conocer las emociones que despertó cada experiencia en cada tipología de viajero. “Elegimos tres perfiles de viajeros diferentes: el ‘foodie’, la urbanita y el aventurero amante del turismo de naturaleza y diseñamos este road trip para que vivieran experiencias únicas en cada provincia mientras medíamos su actividad cerebral en tiempo real”, nos cuenta José Ruiz.

Inteligencia artificial y datos

En una plataforma de análisis del comportamiento humano a través de Inteligencia Artificial pudieron demostrar cuánto hay de real en las promesas que se realizan en las campañas y probar la capacidad de un destino para sorprender e inspirar. El valor y el procesamiento de estos datos servirán como punto de partida para iniciar en el futuro una investigación que ayude a identificar los diferentes estímulos que provoca el destino.

El poder de las emociones

Los resultados muestran las emociones predominantes en cada una de las actividades y visitas realizadas. Las más intensas fueron optimismo, asombro, disfrute, sorpresa y curiosidad. En los espacios naturales las emociones destacadas fueron calma y placer, el patrimonio y la cultura despertó asombro y admiración, mientras que la gastronomía provocó satisfacción y placer. 

 “Se trata de una experiencia totalmente pionera en el mundo y que nos permite seguir avanzando en las nuevas tendencias que marcarán la promoción turística de Castilla y León del futuro, incorporando la tecnología, para demostrar la promesa que hacemos en nuestra publicidad y, sobre todo, para sorprender e inspirar a todo tipo de viajeros”, explicó el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega.

Categorías

Suscríbete a mi newsletter