¿Cómo mejor tu comunicación con impro treatral?

La palabra ‘improvisación’ puede provocarte sudores fríos por sus connotaciones de falta de preparación y rigor. Pero lejos de la definición del diccionario (hacer algo de pronto, sin estudio ni preparación), improvisar también es la capacidad de adaptarse y encontrar soluciones cuando parece que no hay salida, de reaccionar ante situaciones complejas y salir airoso. La improvisación no tiene por qué ser sinónimo de caos. Es más, saber improvisar puede considerarse un arte, de hecho, existe una técnica teatral basada en esta habilidad: la impro.

Una forma de potenciar la creatividad y la espontaneidad a través de una creación grupal única e irrepetible, construida en el momento a partir de los impulsos e ideas de los participantes. La improvisación teatral se nutre del público y de sus reacciones, conecta los hilos, acumula creatividad de varias personas en una alquimia mágica, nunca se repite, y sobre todo emociona mucho. 

La impro es ante todo una técnica de generación de ideas. Como tal supongo que te interesará… Nos ayuda a generar nuevas ideas a través de sus dinámicas. Los italianos crearon un sistema de improvisación un tanto particular, ejemplificada por su famosa obra ‘Mistero Buffo’, en el que se cuenta una historia que cambia cada vez que es presentada. La técnica consiste en que el actor se dirige al público, preguntando, aclarando ideas e incorporando sugerencias (brainstorming) y así se va construyendo la historia. ¿Cómo aplicar y utilizar técnicas de impro en la comunicación?

Creatividad

El director de teatro Jerzy Grotowsky creó el Laboratorio del Teatro donde llevaba a cabo ejercicios teatrales basados en la improvisación que llamó ‘ejercicios de obstrucciones’. El objetivo era evitar que los actores se aferraran a conductas familiares, y que se dejaran llevar por el caos y lo inesperado para desatar toda su creatividad. La capacidad para pensar algo distraídamente es una de las características que comparten los más creativos. Se trata de dejar apagadas las áreas cerebrales ligadas al razonamiento abstracto y controlador, mientras se encienden centros neurálgicos ligados a la asociación flexible de recuerdos y áreas sensoriales. La impro consigue que, casi sin esfuerzo, pensemos ‘out of the box’ y dejemos fluir nuestras ideas. 

Empatía

Una de las claves de la impro es saber escuchar para entender, no para responder. El entendimiento que proviene de la escucha activa favorece la empatía, establece conexiones que favorecen el entendimiento y mejoran el trabajo en equipo, así como la conciencia y la responsabilidad. ¿Y por qué esto puede ser útil en tu comunicación? Porque una de las situaciones más complicadas a las que se enfrenta una persona es la de hablar en público es tener que romper el hielo; ese un momento tan estresante. La impro nos puede ayudar a romper esa barrera y hacer que ese momento inicial no sea un suplicio. 

Conectar con la audiencia

Paul Sills alumbró la fórmula improvisadora de ‘peticiones del público’. El público hacía sugerencias y los actores planeaban la escena. Junto con David Sheperd y su compañía The Compass Players, creó formatos con otros colaboradores y generó juegos de improvisación como estrategia de comunicación entre la gente. El entrenamiento en el Harold (método de impro) es beneficioso para todo tipo de personas que se dediquen a hablar de cara al público. La primera norma es no hay normas, aunque sí que hay que seguir una estructura general básica. Esta forma de improvisar y otras actividades basadas en el clown teatral sirven como de entrenamiento para mejorar las habilidades comunicativas, aumentar la seguridad y confianza al hablar en público, redescubrir nuevas maneras de expresión desde el humor y la imaginación, además de entrenar la escucha para abrirse a ideas ajenas y cultivar la empatía. 

Gamificación

Jugar ¿tiene algo que ver con la impro? ¡Pues todo! En la improvisación teatral, se experimenta jugando, de hecho es un método de entrenamiento para actores basado en el juego. Una forma de interacción que puedes usar para fomentar la participación de tus asistentes, para comunicar un mensaje importante, ya sea a nivel interno – la impro se ha utilizado para comunicar fusiones, adquisiciones y otras novedades en empresas- como a tu audiencia externa, de una manera original, con un componente lúdico que haga de tu comunicación algo fácil de comprender, no invasivo y divertido. 

Team building

¿Tu equipo necesita un empujoncito para sentirse más unido? Viola Spolin, profesora de teatro americana conocida como la “abuela de la improvisación”, entendió la impro como un modo de liberación espiritual y psicológica que contribuye a desarrollar el potencial del ser humano. Todos improvisamos en nuestra vida, pero si entrenamos esta capacidad se puede convertir en una de esas soft skills que marcan la diferencia. En la Escuela de Impro de Barcelona desarrollan actividades de team buildings para reforzar el trabajo en equipo a través de la impro. Aplican una metodología para fomentar competencias como la colaboración, escucha en equipo, liderazgo, creatividad, capacidad de reacción, resolución de conflictos, y, por supuesto diversión, una constante en el mundo de la impro.

Categorías

Suscríbete a mi newsletter